Cómo convertir el pago de deuda en ahorro

La acumulación de deudas suele ser uno de los problemas de cualquier economía doméstica hoy en día, especialmente en estos momentos a causa de la crisis que estamos afrontando por la pandemia. No obstante, podemos poner remedio a esta situación sin que suponga un problema para nuestro día a día. 

Para empezar, los expertos recomiendan que debemos realizar una lista con todas las deudas existentes, y poner en los primeros puestos las que sean de una mayor cantidad de dinero.

AHORRAR

Una vez hagamos esto, todos los meses trataremos de destinar pequeñas cantidades de dinero a las deudas más pequeñas, mientras que para las deudas más grandes destinamos la mayor parte del dinero que hayamos apartado para hacer frente a las deudas. El objetivo es conseguir minimizar nuestra lista de deudas lo más rápido posible, sin que el pago de las mismas nos suponga un problema para sobrellevar nuestros gastos del día a día.

La manera más eficiente de quitarnos las deudas, es clasificarlas en base al tipo de interés del que disponen. De esta manera, cuanto mayor sea el tipo de interés, más prioridad le daremos a la deuda para poderla erradicar cuanto antes.

Enumerar las deudas

Como ya hemos mencionado, una de las primeras cosas que debemos hacer, es enumerar todas las deudas que tenemos, ya que solamente de esta manera podremos lograr identificarlas todas y ser conscientes de aquellas que necesitan ser pagadas cuanto antes.

Lo siguiente después de realizar la lista con las deudas, es calcular la parte de nuestros ingresos que vamos a destinar todos los meses para hacer frente al pago de las mismas. La cantidad de dinero que escojamos, deberíamos fijarla para que sea siempre la misma todos los meses.

Presta atención a los tipos de interés que asumes

Tener muy en cuenta los tipos de interés a los que hacemos frente, es determinante en el pago de nuestras deudas. Algunas de ellas, de hecho, se pueden renegociar con la propia entidad bancaria para pagarlas todas juntas con un menor tipo de interés, por ejemplo. Si conseguimos reducir el tipo de interés de nuestras deudas, reduciremos considerablemente la cantidad de dinero que destinamos para hacerles frente.

Unificar y afrontar los pagos

Tras haber realizado todos los pasos anteriores, lo que nos queda es unificar todos los pagos de deudas más pequeños y tratar de erradicarlos en el menor tiempo posible. Además, si nuestra deuda es de 500 euros, deberíamos destinar algo más de la cantidad justa para hacerle frente cada mes. En todo momento debemos tener presente que nuestro esfuerzo económico tiene recompensa, y es conseguir eliminar todas las deudas de las que disponemos.

Cuando consigamos eliminar todas nuestras deudas de ese listado, algunas de las cosas que debemos hacer para no caer en el pago de ninguna deuda más, es evitar el uso de tarjetas de crédito, llevar nuestros pagos mensuales al día y prestar especial atención a las condiciones y el tipo de interés de cualquier producto financiero que contratemos.

Otros artículos que te pueden interesar

Publicidad