Publicidad

Aprovecha el dinero para tu jubilación

Los especialistas recomiendan la hipoteca inversa como una forma de obtener dinero para nuestra jubilación y completar así la entrada de ingresos aprovechando los bienes de los que cuenta nuestro patrimonio. Y es que existen muchas formas de aprovechar nuestra casa para contar con un mejor retiro. Lo más común es planificarlo y ahorrar a través de planes de pensión o fondos de inversión. Para quienes ya se les vaya acercando la edad de jubilación o simplemente quieran planearla con antelación, hay una alternativa: la hipoteca inversa.

money-2696229_1280

El Banco de España cuenta en su página web con la guía sobre la hipoteca inversa que la define como “un crédito o préstamo garantizado con una hipoteca que recae sobre la vivienda actual (también sobre otras viviendas), concedido, de una sola vez o a través de prestaciones periódicas, a una persona que debe ser mayor de 65.” En resumidas cuentas, la hipoteca inversa es el dinero que el banco nos dará por nuestra casa durante el tiempo que vivamos mientras la podamos seguir utilizando. Al fallecer, y dependiendo de la opción que elijamos, nuestros herederos decidirán si devolver el dinero a dicho banco o recuperar la propiedad en su totalidad.

Otra de las recomendaciones de uno de los expertos de la revista americana Forbes en finanzas personales, David Rae, reside en realizar un plan de gasto para la jubilación. Calcular nuestro presupuesto y distribuirlo no es agradable para nadie, pero se vuelve fundamental a medio y largo plazo. No tener este plan para nuestra jubilación o gastar todo lo que hemos ahorrado antes de tiempo aumentará el riesgo de que nos quedemos sin nada a medida que los años van pasando.

Es por eso que la hipoteca inversa es una de las opciones más populares para contar con un dinero que nos respalde durante nuestra jubilación. Esta operación financiera está especialmente diseñada para los mayores de 65 años así como para las personas dependientes, gracias a la cual se puede convertir a dinero el valor patrimonial de nuestra casa y sin perder la titularidad de la misma. El dinero que recibiremos dependerá del valor de la vivienda y de la edad con la que lo solicitemos. Cuando el titular fallece, a los herederos (responsables últimos de este recurso financiero) les corresponderá la propiedad pero también la deuda acumulada con el banco. Será entonces cuando dispondrán de dos opciones a elegir: quedarse con la vivienda o venderla a la entidad financiera.

Rae también afirma que otros de los trucos para maximizar el valor de nuestro dinero y contar con menos preocupaciones en nuestro día a día reside en minimizar gastos fijos. Tiene que ver con la comida, el transporte propio o público y también con nuestro alquiler. Si por ejemplo contamos con una vivienda de dimensiones desproporcionadas, esto hará que ahorremos menos en electrodomésticos y los costes de las facturas se disparen. Si en cambio contamos con gastos más bajos y nos llega un ‘revés financiero’, contaremos con más margen para poder asumirlo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *