Cual es el coste de cancelar una hipoteca

Llevar a cabo la cancelación de una hipoteca, es un proceso bastante complicado que requiere asumir determinados gastos. Por ello, hay que tener muy en cuenta que contratar una hipoteca es un paso muy importante para nuestra vida, pero también para nuestra economía.

Las razones por las que se cancela una hipoteca son diversas. Unas de las más habituales son: cancelación de la hipoteca cuando sólo queda por pagar una cuota de la misma, cancelación porque se desea realizar una amortización anticipada, cancelación por venta de la vivienda hipotecada, o cancelación previa a la contratación de otra hipoteca sobre la vivienda.

hipoteca, notario, Registro de la propiedad

Gastos a asumir cuando se cancela una hipoteca

Sea cual sea el motivo que puede conducirnos a tomar este tipo de decisión, existen una serie de gastos comunes para todos los usuarios que quieren llevar a cabo esta operación. Todos estos gastos se encuentran estrechamente relacionados con los trámites que son necesarios para poder cancelar la hipoteca.

Uno de ellos, son los notariales, algo totalmente necesario independientemente de la cancelación o las razones por las que esta se lleva a cabo. Es imprescindible recurrir a un notario, puesto que una operación como esta necesita formalizarse bajo escritura pública. Por supuesto, contratar a un notario conlleva un importante gasto que hay que asumir.

También resulta un gasto común para todas las cancelaciones de las hipotecas, es realizar la debida cancelación en el Registro de la Propiedad. En el momento en que se dispone de la escritura redactada ante notario, esta debe llevarse al Registro de Propiedad, lo que supone otro gasto más a asumir.

Después nos encontramos con otro tipo de gastos que se añaden dependiendo del tipo de cancelación que estemos realizando. Uno de ellos es el gasto por cancelación anticipada. Hay que asumir un gasto como este cuando estamos ante un caso de amortización anticipada. Este gasto no siempre se encuentra en todas las hipotecas, e incluso cabe la posibilidad de poder negociar el importe a asumir. Tampoco resulta un gasto obligatorio aquel que se genera al derivar a la gestoría el proceso burocrático de cancelación.

Los gastos medios que se pueden generar a partir de la cancelación de una hipoteca, son bastante difíciles de calcular. Estos dependen tanto del importe de la hipoteca, como del tipo de circunstancias y razones bajo las que se toma la decisión de cancelarla. Incluso hay casos, como ya hemos mencionado, en que el gasto de la comisión de amortización anticipada es negociable o se puede hasta eliminar por completo.

Si se toma la decisión de derivar todo el proceso de cancelación a una gestoría, el gasto variará en función de las tarifas que el organismo nos ofrezca. Aún así, podemos asegurar que los gastos medios oscilan entre los 700 y los 1.000 euros.

Si teniendo en cuenta todos los gastos y los aspectos ya mencionados, se desea realizar la cancelación de una hipoteca, hay que tener en cuenta los pasos a seguir.

Para empezar, es necesario haber abonado toda la deuda relacionada con el préstamo de la hipoteca. Después, se debe solicitar a la entidad bancaria que proceda a emitir el certificado de deuda cero. Este se llevará ante notario para poder solicitar la preparación de la escritura de cancelación.

Teniendo todo lo anterior ya preparado, hay que proceder a rellenar el modelo 600, que se corresponde con el impuesto sobre actos jurídicos documentados. A pesar de que estamos hablando de un impuesto, normalmente este se encuentra libre de pago. El siguiente paso será recoger del notario la escritura, que debe ser firmada por el banco que en su momento nos concedió la hipoteca. En último lugar, se debe acudir con la documentación necesaria al registro de la propiedad, donde el proceso suele durar alrededor de 2 semanas.

Publicidad